GESTIONAR RESIDUOS

DE LOS PROBLEMAS

A LAS SOLUCIONES

DESPERDICIO ALIMENTARIO

Más desperdicioMás desperdicio

MÁS DESPERDICIO, MENOS ALIMENTO

El desperdicio alimentario es un problema de carácter económico, nutricional, medioambiental, pero sobretodo un problema ético.

Cada año se pierde o se desecha aproximadamente un tercio de la comida producida en todo el mundo. Además representa la pérdida de mano de obra, agua, energía, tierra y otros insumos utilizados en la producción de esos alimentos.

Esto ocurre debido a problemas en la recolección, distribución, mercado, así como a los marcos legales, prácticas de etiquetado, de almacenamiento, de compra o de cocina inadecuadas. El 39% de los desechos alimentarios corresponde a las empresas de producción; un 5% a la distribución; un 14% al canal Horeca, y el 42% restante procede de los hogares.

Los consumidores de los países ricos malgastan prácticamente la misma cantidad de comida (222 millones de toneladas) que la producción neta de alimentos del África Subsahariana (230 millones de toneladas). El 46% de las pérdidas de alimentos ocurren cuando todavía son aptos para la alimentación humana. A pesar de que se producen alimentos suficientes, 815 millones de personas padecen hambre.

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo | FAO 2017

Debido a una inadecuada gestión de los alimentos, 8 de cada 10 hogares españoles tiran alimentos a la basura, 1,3 kilos de alimentos por hogar a  la semana, una media de 250 € por hogar al año. El 42,7% de lo desperdiciado son productos frescos.

El 72% de los consumidores reconoce tirar alimentos por no organizar bien las compras; el 50%, porque se olvida de congelar ciertos productos, que permanecen en la nevera hasta que se echan a perder; y un 37% tira sobras, ya sea directamente del plato o tras haber pasado (sin éxito) por el frigorífico. En España 9 millones de personas viven en la pobreza (Cáritas).

Más alimento, menos desperdicio | MAPAMA, 2017  

Reducir el desperdicio alimentario es la primera medida a tomar  en la lucha contra el hambre en el mundo.

¡No es  necesario producir más sino desperdiciar menos!

MÁS ALIMENTO, MENOS DESPERDICIO

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA QUE CAMBIE TODO?  

Planificar las compras y realizar control sobre la comida de la que se dispone

Utilizar todas las partes de las hortalizas y cocinar con los restos de comida

Recircular alimentos de manera solidaria

Nevera Solidaria

Yo no desperdicio

Implementar Buenas Prácticas Post-cosecha

INPhO, the Information Network on Post-harvest Operations

Implementar protocolos de reducción del desperdicio alimentario en la distribución y en los espacios de venta

Priorizar el aprovisionamiento de cercanía

Recuperar y donar alimentos desde las empresas de distribución a bancos de alimentos

Implementar prácticas de gestión sostenible en la restauración colectiva

Participar y Difundir campañas de reducción del desperdicio alimentario

Piensa.Aliméntate.Ahorra 

Stop Spild Af Mad

Promover buenas prácticas de prevención y reducción de desperdicio alimentario

Good Practices EU

SAVE Food

Zero Waste 

Pacto Nacional contra el desperdicio alimentario | Francia,  2016

Ley Despilfarro cero | Italia, 2016

RESIDUOS ORGÁNICOS

BasuraBasura

INCINERADORAS Y VERTEDEROS

En España el 56% de los desechos domésticos van a parar a vertederos. Un escaso 29% del total de estos residuos se recicla, cifra en la que nos encontramos estancados desde hace una década. En Alemania el 66% de estos residuos se reciclan. La media de reciclaje de residuos domésticos en la UE es del 45%.

Oficina Europea de Estadística, Eurostat | 2018

Las autoridades regionales junto con las entidades locales tienen las competencias en la separación selectiva y reciclaje de los residuos. Los residuos orgánicos constituyen la fracción mayoritaria de los residuos domésticos, alrededor del 40%.

En 2020 para municipios de más de 5.000 habitantes y en 2023 para el resto de municipios, será obligatorio separar en origen la fracción orgánica de los residuos domésticos, como paso previo para su reciclado.

En 2025 todos los miembros de la UE deberán reciclar al menos el 55% del total de residuos municipales. En 2035, el porcentaje debe llegar al 65%.

Nos encontramos a 20 puntos del cumplimiento de objetivo 2020 de la CE, situándonos entre los 8 países que deben incrementar sus esfuerzos.

VALORIZACIÓN MEDIANTE COMPOSTAJE

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA QUE CAMBIE TODO?  

Realizar una correcta separación de los residuos orgánicos en origen

Participar en experiencias de compostaje comunitario

Aprovechamiento de los desperdicios alimentarios de los espacios de venta de alimentos

Incluir la separación de residuos y el aprendizaje del compostaje en los curricula educativos

Promover proyectos de compostaje comunitario.

Poner en marcha medidas eficaces como la recogida puerta a puerta o el quinto contenedor con llave para la fracción orgánica

Aplicar la fiscalidad ambiental.

Agrocompostaje Comunitario en el barrio de Hortaleza  

Madrid Agrocomposta 

Manconunidad de Irati