LA MESA

SOCIAL LAB PARA MEJORAR EL ACCESO UNIVERSAL A LA ALIMENTACIÓN SOSTENIBLE

Las graves consecuencias que producen en la salud humana tanto la propia carencia de alimentos como su falta de calidad nutricional o la presencia de residuos tóxicos, sumadas a la necesidad de proteger la salud del planeta, nos sitúan ante el reto global de acelerar la transición hacia sistemas alimentarios de base agroecológica, diversificados, resilientes y justos.

En este marco, es apremiante dar acceso a toda la población a alimentos de calidad, en particular a los colectivos más vulnerables.

La diversidad de ámbitos relacionados con la alimentación evidencia la necesidad de movilizar a actores que habitualmente no trabajan juntos para desarrollar nuevas respuestas. De allí que la exploración de soluciones innovadoras y escalables a este reto se ha llevado a cabo en el marco del social lab La Mesa. Por este motivo, la Fundación Daniel y Nina Carasso ha reunido actores clave para trabajar, de manera conjunta y con un enfoque sistémico, en el desarrollo soluciones innovadoras y escalables a este reto global.

La Mesa agrupa a 20 organizaciones, además de la Fundación Daniel y Nina Carasso como entidad promotora y UpSocial como entidad colaboradora en el diseño e implantación de la iniciativa. Entre marzo de 2019 y junio de 2021 se han movilizado 97 personas de toda España con el objetivo de mejorar la conexión entre agentes del sistema alimentario.

ÁMBITOS

Como parte del trabajo de inteligencia colectiva propuesto por La Mesa, los participantes identificaron y priorizaron los siguientes ámbitos de acción con el potencial de transformar la situación de las mujeres en relación con el acceso a una alimentación sostenible:

Comunidad y autogestión
Empoderamiento, cambio cultural y educación
Información y narrativas
Cambios en políticas públicas

INNOVACIONES DESTACADAS

Tras una investigación mundial en la que se identificaron 100 innovaciones que ya están dando respuesta al reto, los participantes priorizaron aquellas con más potencial para ser adaptadas e implantadas en España. Un primer resultado del proceso fue la experimentación en torno a modelos que ponen el foco en la relación entre Alimentación y Salud, y entre Alimentación y Educación.

RESULTADOS Y APRENDIZAJES

Tras los dos primeros años de proyecto, se puede considerar que ha habido avances importantes en los dos grandes objetivos iniciales del proceso: la construcción de una agenda común y el codiseño de innovaciones.

AGENDA COMÚN

El foco en un reto concreto permitió convocar a las personas y organizaciones participantes aplicando un enfoque multidisciplinar y complementario y acordar con ellas un plan de trabajo para entender el problema, plantear vías de solución sistémicas, buscar inspiración en soluciones existentes y trabajar en la adaptación de aquellas que pudieran aportar más valor en España.
Esta fase del proceso acaba con dos proyectos codiseñados con un enfoque sistémico: FoodLinks y Proyecto Hipócrates. Ambos son fruto del trabajo colectivo y movilizan a distintos perfiles de actores alrededor de la alimentación sostenible.

INNOVACIONES

APRENDIZAJES

La transformación de sistemas complejos como el de la alimentación implica activar la inteligencia colectiva con un enfoque multidisciplinar. Las claves de los aprendizajes han estado en reconocer la importancia de la confianza como requisito para colaborar, generar una agenda común y un liderazgo compartido y en combinar luces largas y cortas en el camino del cambio social.