NOMBRANDO A LAS MUJERES RURALES, UNA A UNA

Las mujeres rurales son la raíz invisible pero esencial para que nuestros pueblos sigan en pie.  Las mujeres rurales tienen un papel fundamental en la fijación de población y en la consolidación de las comunidades rurales. Pero el mundo rural está envejeciendo y se está masculinizado debido a la elevada emigración de mujeres jóvenes de nuestros territorios.

En las zonas rurales en general y en  la Comarca de la Vera en particular, las mujeres tienen mayores índices de desempleo, mayor grado de temporalidad en las contrataciones, salarios menores por igual trabajo,  mayor dependencia económica, empleos culturalmente vedados, escasa presencia en puestos directivos, escasos recursos para la conciliación, … Doblemente marginadas, doblemente olvidadas: por ser mujeres y por ser rurales. 

Es imperiosa la necesidad de transitar hacia otros modelos de desarrollo rural que garanticen la mejora de las condiciones de vida de las mujeres. Si estas mejoran, también mejorarán los medios de vida para toda la comunidad rural. 

Es hora de  valorar y potenciar el papel de las mujeres rurales. Es hora de rendir homenaje a  las mujeres que tanto trabajaron y tantos cuidados proporcionaron desde la sombra.

Queremos mostrar nuevos escenarios para un futuro emancipador de las mujeres rurales como agentes clave para garantizar la consolidación y pervivencia de los territorios rurales. Queremos contribuir a un futuro del mundo rural en el que todas las vidas importen desde su diversidad, garantizando un buen convivir desde las responsabilidades compartidas. Queremos un espacio en el que quepamos todas, sentirnos reconocidas y respaldadas.

Nosotras, las mujeres rurales, las que nos quedamos, las que vinimos desde otros lugares y decidimos permanecer, queremos decirles a  las mujeres rurales del futuro que esta también es su Comarca. Que otras formas de vida y de relación son posibles. Que la cultura rural también es de ellas. 

Queremos conectarnos y tejer redes en el medio rural, ayudarnos las unas a las otras, socializando los cuidados y la  responsabilidad colectiva en poner las condiciones de posibilidad del buen vivir. Seguiremos aquí porque nos gusta vivir aquí.

ADHESIONES AL MANIFIESTO

Asociación Paisaje, Ecología y Género.